Please enter your username and email address. Get new password
Register Now
x

Josh Klinghoffer en su banda Dot Hacker

00

Octubre de 2009 fue un mes trascendental para el guitarrista Josh Klinghoffer. Cumplió 30 años, se mudó a una casa y terminó el disco debut con su banda, Dot Hacker. “Me sentí como si hubiera logrado algo realmente”, dice. Nueve días después de su cumpleaños, comenzó a escribir canciones con Red Hot Chili Peppers, y cuando se hizo el anuncio poco después de que él era un miembro oficial, su vida cambió para siempre.

El único problema era que Dot Hacker, el cuarteto formado con sus amigo Clint Walsh, Eric Gardner y Jonathan Hischke – los cuales cuentan con grabaciones y giras junto a artistas como Gnarls Barkley, Charlotte Gainsbourg y Broken Bells – tuvo que quedar en espera. “Fue una de esas cosas”, dice Klinghoffer. “Esa es la vida.”

Dos años y medio después de su finalización, el disco de Dot Hacker, “Inhibition” será finalmente lanzado el 1° de Mayo por ORG. Klinghoffer reconoce que su posición como miembro de los  Chili Peppers llamará la atención de millones de fans en todo el mundo, pero la buena noticia es que esto no es un proyecto de vanidad. La música, una cautivadora mezcla de sonidos y ritmos de aventura transgresora, que remata con las voces soñadas de Klinghoffer, crece en extensión y significado con cada escucha.

MusicRadar conversó con Klinghoffer sobre la grabación “Inhibition”, las guitarras, sus equipos, sus planes para la banda y cómo se está adaptando a la vida con los Red Hot Chili Peppers.

-Viendo como se formó Dot Hacker en 2008, es seguro decir que vos estabas planeando convertirlo en tu banda a tiempo completo antes de que te unas a Red Hot Chili Peppers?

En realidad yo estuve años de gira tocando con otras bandas como acompañante Fue así como viví mis 20 años. Mi sueño siempre fue tener una banda con mis amigos, pero nunca ocurría. Siempre terminada recibiendo ofertas de hacer grandes giras con grandes músicos (risas).

Así que estando de gira en gira en estas situaciones increíbles pero, básicamente, siendo infeliz todo el tiempo, entonces sentí como que era hora de dejar de hacer eso, y concentrarme en escribir canciones y, finalmente, formar una banda. Cuando conocí a Clint Walsh, que estaba en Gnarls Barkley conmigo, fue ahí cuando empezamos a planear la banda.

A través de Clint, conocí a Eric, que se conocían previamente con el bajista Jonathan. Los cuatro nos llevamos muy bien, musical y personalmente. Yo estaba dedicado a formar esta vez mi banda, pero la parte económica también era importante – todo el mundo necesita dinero. Y el hecho de que yo decrete “No voy a hacerlo nunca más!” no significa que todo el mundo tenga que vivir bajo mis reglas.

Empezamos a hacer el disco, pero luego Clint se fue de gira con un artista francés muy grande. Nos sentimos un poco decepcionados por un tiempo. Y fue ahí cuando entonces me Flea me llamó para unirme a los Chili Peppers.

-Así que tuviste la triste tarea de decirle a los chicos, “La buena noticia es que estoy en una banda grande. La mala noticia es, Dot Hacker ahora no tiene disposición”

Sí, pero uno de los chicos ya habían salido en primer lugar. Fue como decir: “Mierda, ya uno de nosotros se fue! Ese tipo de cosas pero de una manera dulce, fraterna. Un montón de culpa a mi alrededor. Todo el mundo quisiera hacer como Dot Hacker, porque es una banda formada por amigos. Pero yo amo a los Chili Peppers, me encantan los chicos, y soy muy afortunado de estar en esta situación.

-Cuando formaron Dot Hacker, que bandas fueron tomadas como puntos de referencia?

Siempre me gusta decir que la música que hago es algo entre Pan Sonic y Scott Walker. Pero yo no canto nada parecido al estilo de Scott Walker (risas). Me gusta la electrónica, arreglos exuberantes y las estructuras de acordes interesantes. Todos escuchamos diferentes tipos de música.

Esto podría haber ido a ninguna parte. Este disco podría haber existido solo en nuestras mentes. Así que estoy muy contento de estar lanzándolo, y tengo que agradecer a los chicos de Org por eso. Esto hace que la banda exista. A pesar de que no somos capaces de golpear el pavimento realmente en estos momentos.

Creo que podemos hacer cosas buenas. Hacer otro disco, será el siguiente paso. Este álbum tiene tres años, y para mí parece una banda que no fue capaz de pasar tanto tiempo haciendo cosas como hubiéramos podríamos.

-La calidad de tu voz es notable. Es frágil y fantasmagórica. Te sentís seguro al frente de una banda?

Siempre fue un cantante en mi mente. Ser vocalista de una banda es algo que nunca hice, porque siempre he hecho otras cosas. Es algo que quiero hacer, y cuanto más lo hago, lo siento más natural. Siempre fui un poco tímido. Tocar con las dos bandas, Dot Hacker y Chili Peppers me ha dado mucha confianza.

-¿Cómo fue el proceso de escribir y grabar demos? Esos demos son los que llegaron a esta grabación final?

Yo escribo muchas cosas y grabo demos, los toco y luego cambiaron. Yo diría que algunos acabaron siendo parte de la grabación final. Algunas canciones surgieron de jams, otras de demos. Pero lo hicimos y luego lo grabamos. A mí me gusta hacerlo así – como cantante, cuanto más vivís algo, más cómodo estás.

-La canción “Discotheque” está inundada de electrónica. ¿Qué estás usaste en ella?

Es una 808 (Roland TR-808) y el sintetizador es… Creo que un Nord Lead. Probablemente algún efecto sobre el Nord Laed tratado con un sintetizador modular. El bajo es un “tag team” – Toco el verso, y Jonathan toca el increíble rápido un poco después.

-Qué guitarras utilizaste para este disco?

Utilicé mi Telecaster Custom 67 que uso de gira con Red Hot Chili Peppers. Esa fue la guitarra de John Frusciante y yo la heredé. También usé mi Starcaster Fender, una Rickenbacker y mi nueva Jaguar negra ‘62.

-La distorsión de la guitarra en “Order/Disorder” es muy poderosa. ¿Te gusta usar efectos de pedal, o ¿prefiere saturar los amplificadores?

Básicamente amplificadores. Usé el Silvertone. Clint probablemente usó algún efecto en esa canción. Estoy en un dilema con los Chili Peppers, yo uso pedales overdrive y de distorsión, y cada ves que toco más limpio pienso: “Fue mucho mejor” [risas] Entonces, cuando trato aumentar el nivel o saltar de  tono, siento que salió horrible. Creo que aún no descifrado el código.

-La canción “Eye Opener” es casi como un sueño. ¿Qué usaste para los delays y reverbs?

Probablemente un [Electro-Harmonix] Holy Grail, junto con un Boss DD-3 y un Boss DM-2. No puedo recordar si fue en esta canción, pero me gustó un sintetizador Korg MS-. Hay un montón de efectos en las guitarras tratadas, aunque sean sutiles.

-La canción de cierre, “Puncture”, es una obra maestra de paisaje sonoro. Puede que la toquen en vivo?

Sí, sí. Fuimos audaces y hemos abierto con ese tema hace un par de años atrás. Fue muy divertido. Ahí hay una Hammond B-3 en el que y algunas otras cosas de teclado. Cada vez que lo hacemos suena diferente. No puedo esperar a tocarla en vivo otra vez, y ojalá hagamos más de un espectáculo por semana.

-Debido a su agenda con los Chili Peppers, ¿qué tipo de gira podría hacer Dot Hacker?

Los Chili Peppers tiene una estricta política de dos semanas de sí y dos semanas no – aparte de mí, todo el mundo tiene familia. En teoría, Dot Hacker puede tocar durante esos intervalos. No tenemos planes todavía. Cada uno tiene sus propias cosas aquí y allá. Pero en la primera oportunidad que tengamos de hacer algo, lo haremos.

-Hablando de los Chili Peppers, ¿todavía te sientís como “el  nuevo” de la banda? Han pasado unos cuantos años desde que se uniste.

Es probable que siempre me sienta como “el nuevo” de alguna manera. Pero ellos me hicieron sentir – y de veras así lo siento- cien por ciento parte de la banda. Nunca sentí que no hay sido escuchado ni respetado. Pero siempre habrá algo de “¿qué coño hago yo aquí?” (Risas).

Creo que incluso Chad, probablemente todavía se sienta como “el nuevo” a veces. Porque cuando uno va en contra de una amistad y conexión que los otros dos tienen, es difícil no reconocer lo hermanos y familia que ya son Al mismo tiempo, todos están unidos. Yo siento que realmente eso es una banda. No puedo esperar para hacer más música con los Chili Peppers.

Incluso con el regreso de John, ellos llevaban 10 años o más de trabajo juntos. Para mí, entrar, a pesar de que he estado alrededor y tocado con ellos antes, no puedo olvidar esos tiempos. No puedes comparar 10 años de historia con una semana – a pesar de que era obvio que cuando yo toqué con ellos por primera vez, podría funcionar y funcionó. A todos nos gustó y queríamos ver hacia dónde iba.

-¿Cuál ha sido la mayor lección musical que he aprendido al tocar con los Chili Peppers?

Ser  libre y ser vos mismo. No tener miedo. Estar en el escenario, poder confiar en mí mismo, más aun tocando  con tipos como Flea y Chad. Ser yo – esa es la lección que aprendí.

Como John Frusciante – Nunca voy a ser él,nunca podré ser otra persona, sólo puedo ser yo, y espero que la a gente le guste eso. Quiero decir, fui fan de esta banda desde que tenía 10 años de eda , entonces es difícil.  Estás tocando canciones fuera de Blood Sugar…Pero como he dicho, sólo tienes que ser tú mismo, tocarla como vos mismo – eso es lo que recuerdo cada vez que toco con ellos.

-¿Hay alguna cancion de Chili Peppers que todavía estas intentando tocar? No exactamente como la versión de studio, sino a tu manera…

Sí, de hecho, “Snow”. Es curioso, porque recuerdo estar en Inglaterra, al mismo tiempo que ellos, cuando Stadium Arcadium fue lanzado. Yo estaba caminando y ellos  estaban tocando para la BBC. Ellos empezaron, y yo pensé: “¡Maldita sea, nunca voy a poder tocar así ni hacer esos coros. Gracias a Dios que nunca lo necesitaré (risas).

Y ahora estamos de gira hace seis meses, y ya sabes… esta canción fue un éxito, algunas personas y uno de nuestros empresarios preguntó: “¿Dónde esa canción?”. Y es que todavía siento que no he dado en el clavo, no en la parte de guitarra. Sino en la parte de la guitarra y coros – es muy de John.

Supongo que debería estar sentado en frente de mi equipo de música y tocarla 100 veces al día. Pero ya sabes, cuando esté listo, cuando sea natural, va a suceder. La ensayé dos veces hoy ya. La puedo tocar, pero hay un sincopado de coros y guitarra, al mismo tiempo. Es como un ejercicio. Sólo quiero que sea natural. Para hacerlo bien, tengo que sentirme libre.

Fuente: http://www.musicradar.com/news/guitars/red-hot-chili-peppers-josh-klinghoffer-on-his-band-dot-hacker-541465/4

Traducción: Lauklinghoffer

0 thoughts on “Josh Klinghoffer en su banda Dot Hacker”

Leave a Reply